Un analista al servicio de las plataformas de trading

La actividad del analista financiero

El analista financiero es una fuente de información vital para los distintos actores que operan en el mercado financiero, ya se trate de traders, sales, traders ejecutivos, etc. Trabaja para un grupo financiero que emplea traders o sales, un banco, un organismo bursátil, fondos de cobertura. En general, está especializado en ciertos activos o sectores, los que ha estudiados durante su formación tales como las divisas, las materias primas, el petróleo, el sector del lujo, entre otros.

Su rol consiste en analizar los activos de su especialidad a largo plazo, a través de una investigación profunda utilizando criterios matemáticos y macroeconómicos. Al mismo tiempo, el analista debe estar al día en lo que respecta a la actualidad de su empresa y de su ambiente, por ejemplo un analista de activos de petróleo tiene que poseer una comprensión muy acaba de la geopolítica de los hidrocarburos.

El análisis de los activos que el analista efectúa es enseguida transmitido a los actores de los mercados financieros, traders o sales, que trabajan con él. Después de los estructuradotes, el analista puede trabajar en conjunto con los brokers o comunicar sus resultados por intermedio de los Sales.

Formación y remuneración del analista financiero

El analista financiero debe poseer competencias en diversas áreas, tener un conocimiento perfecto de las finanzas de mercado, conocimientos sólidos en contabilidad, análisis financiero y finanzas de empresas. Además de su campo de especialización, también es necesaria una comprensión fina de la geopolítica, la política y la actualidad.

Estas múltiples habilidades explican que la mayoría de los analistas financieros tengan un titulo de una escuela de comercio, las que entregan una enseñanza muy generalista y permiten igualmente desarrollar una flexibilidad relacional, lo que es una verdadera ventaja para un analista. El plan de estudios del CIT no posibilita la formación 100% de un analista financiero, no obstante, ofrece una formación teórica y un pasaje practico que los preparan eficientemente. Por lo tanto, es bastante útil combinar una formación comercial del tipo escuela de comercio con el programa de formación del CIT.

El trabajo de una analista financiero es al mismo tiempo de una gran complejidad y de gran utilidad para los mercados financieros y es remunerado a la altura de sus esfuerzos. Se trata de una profesión de investigación, no hay bonos atribuidos, salvo excepciones.